Novedades en nuestro huerto

05.02.2014 19:00
Las habas
El tiempo pasa rápido. Las habas las plantaron los alumnos de primero de primaria en diciembre. Cuando volvimos de vacaciones de Navidad nos llevamos la agradable sorpresa de que todas las semillas habían germinado. Ahora solo tenemos que disfrutar viéndolas crecer.
Diferentes lechugas, ritmos distintos
Este es el aspecto que presentan las lechugas de nuestro huerto. Nos estamos dando cuenta de que crecen a un ritmo muy diferente en función del tipo de lechuga. También es posible que influya la cantidad de nutrientes que tenga la tierra. Por eso hemos decidido enriquecerla un poco mezclándola con un poquito de estiércol de caballo que todavía teníamos del año pasado.
El efecto invernadero
Hoy hemos querido experimentar en nuestro huerto: le hemos construido rápidamente una casa a una de nuestras lechugas más atrasadas. Los niños han visto rápidamente las ventajas de disponer de una casa que además tiene las paredes transparentes:
- en primer lugar la lechuga estará más abrigadita, que por las noches refresca y con el frío se crece menos.
- en segundo lugar puede ventilar y respirar por el orificio del tapón, que se lo hemos retirado. A consecuencia de retirarle el tapón ha surgido el tema del reciclado de plásticos, “pero eso es otra historia" (y será contada en otro momento).
- otra gran ventaja es que impide que se la coman los gorriones. Tenemos una buena bandada que viene al patio del colegio a comerse los restos de las meriendas de los niños y que también enriquecen su dieta con las lechugas del huerto.
Ahora tendremos que observar si crecen más y mejor las lechugas protegidas.
 
El repollo
Así van nuestros repollos. Los niños preguntan muchas veces ¿y esto qué es? No debe ser un vegetal muy utilizado en sus casas para comer. Si llegar a madurar correctamente, algunos podrán probarlo por primera vez en casa. Ya nos pasó otros años con las fresas, algunos niños no las habían probado nunca y les parecieron deliciosas.
Elvira (CEIP José Mª Calatrava)